“Nosotros No Olvidamos”, cine de denuncia producido sin productora

El director Damià Puig se ha pasado dos años trabajando en un documental sobre el caso de Pedro Álvarez, un joven vecino del barrio barcelonés de La Verneda que murió tiroteado a manos de un policía nacional durante una discusión de tráfico hace ahora 27 años. Este 2020 por fin se estrena la película terminada coincidiendo con la fecha en la que prescribe el crimen, a punto de quedar impune para siempre. Concretamente el estreno será el próximo 6 de Marzo en el Auditori Barradas de L’Hospitalet De Llobregat, sin embargo sigue abierta la campaña de donaciones para sufragar los últimos costes del proyecto.

Damià ya tiene experiencia en documentales de denuncia social, su anterior proyecto, Poble Rebel, era un resumen de las luchas sociales que han tenido lugar en territorio catalán desde 1974 hasta la actualidad, y de hecho la idea de dedicar un largometraje entero al caso de Pedro Álvarez surgió durante el trabajo en aquel documental, pues según comenta el director “decidimos no tocarlo porque consideramos que era una de las luchas más importantes que ha habido en Catalunya y que además había servido como cuna para otras luchas” por lo que “en lugar de dedicarle cinco minutos como a las demás, decidimos hacerle un documental entero”, que se ha realizado con el apoyo de la Plataforma Pedro Álvarez, encabezada por el padre de la víctima.

Víctimas que no tienen voz

Todos estos proyectos son impulsados desde la asociación A.C.A.T.S. – Desobediència Cultural fundada por un grupo de creativos, entre ellos el propio Damià, que funciona como una productora, pero que realmente no es una empresa como tal. Tiene la misión de “dar voz a causas que no la tienen, y situar el foco sobre los afectados de los problemas”, en otras palabras “ser la voz de quien no la tiene”.

Damià gasta todo su dinero en hacer documentales y en tatuajes

Curiosamente su primer documental no tiene lugar en Catalunya, sino en Brasil, y está rodado en portugués. A Margem Do Xingu (2011) es una reflexión sobre las consecuencias socioambientales de la construcción de presas hidroeléctricas en los albores de los ríos del Amazonas. Desde entonces, se han sucedido una decena de proyectos más, el último en el que está trabajando ahora es “un documental que empecé el 2010 en Perú” para el que piensa volver al país suramericano “a entrevistar a los protagonistas 10 años después” y así poder constatar “los efectos de la indústria del plomo en la región”. Será un documental “duro de hacer y de ver” ya que “probablemente mucha gente contaminada ya estará muerta”. Pero a pesar de la dureza de los casos que retrata Damià se queda con la parte positiva, que es “la gente que se une y se anima a denunciar casos similares” para intentar cambiar las cosas. Aunque afirma “en realidad un documental no va a cambiar nada, es la gente la que puede cambiar las cosas. Tu solo haces tu papel, que es dejar un testimonio y un registro de la causas que no lo tienen”.

Otro aspecto característico de sus películas es la voluntad de “ponerse en el lugar de la gente que sufre estas cosas”, por lo que no se trata de documentales imparciales: “No damos espacio a la otra parte para defenderse porque pensamos que es una trampa, después de haber visto lo que han hecho ya sabemos que nos van a mentir para intentar quedar bien”.

Proyectos imposibles de vender

Damià reconoce que “nos cuesta mucho tirar adelante los documentales precisamente porque tocamos temas que levantan ampollas”. Y es que no es difícil imaginar lo que puede costar encontrar financiación para un documental como Nosotros No Olvidamos, que denuncia casos de abusos de autoridad por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y visualiza las víctimas que han muerto bajo custodia de nuestras instituciones carcelarias.

“Nuestro objetivo no era hacer un trabajo de investigación ni confrontar varias hipótesis”, afirma Damià, “sino retratar una familia a la que le han asesinado a su hijo y dar a conocer que no se ha hecho ningún tipo de investigación ni se ha hecho ningún juicio”. Por el camino, “también hemos conocido otras luchas, algunas relacionadas con el panorama actual del último año”. Habla, claro está, sobre las detenciones en Catalunya relacionadas con las manifestaciones y disturbios que tienen que ver con la causa independentista.

Nosotros No Olvidamos no es pues, un documental centrado en un único caso, sino que es el altavoz para muchas injusticias de la misma naturaleza. Para ello se incluye una secuencia dedicada los familiares de presos que han muerto en prisión en extrañas circunstancias, con la intención de “visibilizar la violencia y todo lo oscuro que hay detrás de las cárceles”, y estos testimonios han sido ilustrados con planos del interior de la famosa prisión Modelo de Barcelona, donde “no solo nos han dejado grabar sin ningún problema sino que además nos han ayudado una barbaridad y nos hemos sentido super bien acompañados en todo momento”.

Financiación por micromecenazgo

Como no todo podían ser desventajas, hay un factor que juega a favor de Damià y su equipo, y que les permite seguir financiando proyectos como este: “Nosotros si algo bueno tenemos es que nos apoya mucha gente”, tanto es así que ya han conseguido más de 32.000€ de los 50.000 totales del presupuesto mediante crowdfunding. Lo han hecho a través de una campaña en Goteo.org, un popular portal de microfinanciación especializado en causas sociales. El resto del presupuesto esperan conseguirlo a través de donaciones en su web, que este sábado también van a publicitar durante una entrevista en el programa FAQS de TV3 (ACTUALIZACIÓN 02/02/2019 – Mira la aparición de Damià en FAQS en la web de contenidos a la carta de TV3). También han conseguido una cincuentena de proyecciones en salas de cine y auditorios a lo largo y ancho del territorio, que eran de hecho una de las recompensas para los mecenas del crowdfunding que aportaron más dinero. Después, el documental podría terminar en plataformas como Netflix o emitirse en TV3, pero para esto “falta mucho aún”.

Damià no tiene suficientes dedos para tatuarse todos los mensajes que tiene para la sociedad

Damià no para de producir (en su web se pueden ver todos los proyectos que están en marcha), producciones de guerrilla en las que “aprovechamos hasta el último euro”, pero curiosamente ni se plantea acudir a una productora con un dossier de sus próximos filmes: “Las productoras grandes personalmente me dan miedo. Y siempre que hemos dado con una productora que parecía la adecuada hemos salido escaldados”. La opción de las subvenciones tampoco le resulta viable “no somos empresa, ni cooperativa, no podemos presentarnos”, pero eso sí, tiene planes de fundar su propia productora en el futuro: “Querer trabajar de la forma que lo hacemos implica que nos los tenemos que cocinar todo nosotros”, concluye Damià. Estaremos atentos a sus próximas acciones para seguir tirando adelante películas imposibles sobre causas perdidas como las que él hace.

¿Dónde está el asesino de Pedro Álvarez?
Lee el artículo que mi excompañero de clase y periodista Gerardo Santos escribió para el magazine digital Somatents en el año 2017:

1. Flores en la Florida, 15/12/17
Como cada 15 de diciembre, Mari Carmen Peso y Juanjo Álvarez salen de su casa en la Verneda a primera hora de la mañana. El día amenazaba lluvioso, pero ha salido el sol y no hay ni una nube. Hace un calor extraño, anacrónico. Juanjo se quita la chaqueta. En la camiseta que lleva puesta se lee el nombre de su hijo y la fecha de su asesinato. Cogen un bus que les deja en la puerta de Floristería Navarro, compran ramos y coronas de flores. Llaman a un taxi, meten las flores y las coronas en el maletero.seguir leyendo....

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s